curiosidades

Un detalle de esta foto va a enfadar a millones de personas en Arabia Saudí

Con los Juegos Olímpicos recién acabados, nos encontramos con un sinfín de historias memorables. Como los oros de Simone Biel, los de Michael Phelps, o los de Mireia Belmonte. Las pedidas de mano, las dos atletas que se ayudaron tras tropezar en plena carrera, la reacción de algunos al ganar o las lágrimas de muchos otros. La polémica imagen que dejó el voleibol femenino con dos mujeres separadas por la red y la cultura, una estaba cubierta de pies a cabeza y la otra no. O la de la corredora de Arabia Saudí, que al correr dejó al descubierto una parte de su cuerpo.

Por segunda vez en la historia de los Juegos Olímpicos varias mujeres de Arabia Saudí han competido en el mayor evento deportivo del mundo.

Una de ellas, Kariman Abuljadayel, participó en las pruebas preliminares de 100 metros lisos. Quedó en penúltima posición, con un tiempo de 14,61 segundos, dejando una imagen para el recuerdo.

 

Saudi Arabia's Kariman Abuljadayel gets ready to compete in the Women's 100m Preliminary Round during the athletics event at the Rio 2016 Olympic Games at the Olympic Stadium in Rio de Janeiro on August 12, 2016. / AFP PHOTO / Johannes EISELE

Representando a Arabia Saudí han acudido a los Juegos Olímpicos cuatro mujeres, aunque ninguna de ellas se clasificó por marca y tuvieron que ser invitadas.

Para que pudieran participar, este país musulmán tenía sus propias condiciones. Una de ellas es que sus cuatro atletas femeninas fueran vestidas de la cabeza a los pies.

Después de cumplir con esta premisa, surge ahora la polémica porque hay una foto en la que, en pleno sprint, Abuljadayel muestra parte de la cadera sin cubrir.

foto-revolucionaria2

Además de la polémica suscitada, por precisamente que la sudadera de esta atleta se levantara en plena carrera, existen otras controversias. La realidad que se esconde en esta foto es que en Arabia Saudí las mujeres no pueden practicar deporte.

En esta línea acuden a los Juegos Olímpicos como una excepción debido a la presión internacional. Entre otras cuestiones, en este país las mujeres necesitan el permiso de un hombre para viajar, trabajar y casarse.

foto-revolucionaria1

La polémica está servida. Y ya no se trata solo de la mínima porción de carne que se le ve a la atleta, sino de todo lo que se esconde bajo el velo que cubren países como Arabia Saudí.

Si ya debe ser difícil tratar de correr, debe ser imposible estar pendiente también de que ningún milímetro de tela se mueva para no quedar al descubierto.

Fuente: Huffington Post


COMPARTELO!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Powered by: Wordpress